Las oposiciones químico forense son una de las más demandas, sin embargo, su cantidad de plazas por año es bastante escasa, por lo que debes estar muy preparado/a para quedar en la lista de candidatos finales.

Esta profesión, a diferencia de otras existentes en las Oposiciones de Química, no demanda demasiada preparación académica. A pesar de eso, si demanda que el candidato tenga la suficiente experiencia en práctica para que pueda ser de utilidad al menos como apoyo. Dicho esto, veamos los detalles de esta oposición.

Plazas y convocatorias

El Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias forense es el encargado de repartir la cantidad de plazas disponibles para estas oposiciones, por lo que debes estar al tanto de cuando se dan a conocer los detalles generales. Es decir, la cantidad, la fecha de convocatoria y el lugar en el que se realizarán todas las fases.

Existen pocas formas de saber esta información debido a lo escasas que son las plazas, sin embargo, una de las formas más seguras es acudiendo a la web del gobierno de España directamente, ya que posee la información de primera mano.

Requisitos para las oposiciones químico forense

Una vez que tengas la plaza lista, lo siguiente que debes hacer es comprobar que cumplas con los requisitos que te dejaremos a continuación. S no cumples del todo con ellos, existe la posibilidad de que no logres entrar a la fase de pruebas que es básicamente la recta final para alcanzar tu objetivo.

  • Ser de nacionalidad española o de alguna otra perteneciente a la Unión Europea
  • Tener más de 18 año y no haber cumplido aún con la edad límite para la jubilación
  • Poseer un título en Química y sanidad
  • No estar inhabilitado para desempeñar empleos públicos
  • No tener antecedentes penales de ningún tipo
  • No tener ninguna discapacidad que te limite a desempeñar el empleo
  • Tener experiencia en práctica (puede obtenerse en pasantías)
  • Entrega de la solicitud de admisión de pruebas selectivas. Este requisito es fundamental para poder ingresar a la fase de pruebas (dicha solicitud debe adquirirse con antelación puesto a que demora días para que se realice la entrega de la misma).

Esos son solo algunos de los requisitos generales que pueden llegar a pedirse en estas oposiciones, sin embargo, dependiendo del lugar y convocatoria en la que te encuentres pueden llegar a adjuntarse más requisitos de los que acabamos de mencionar.

Pruebas de las oposiciones químico forense

Llegados a este punto, podemos decir que se encuentran en la recta final, sin embargo, aún no es hora de alegrarse, ya que primero deben pasar por una fase solicitud y luego por la fase de pruebas para luego finalmente alcanzar la meta. Por ello, a continuación le hablaremos un poco de como es el proceso de cada una de las fases que ya mencionamos.

La primera fase, como ya mencionamos, consiste básicamente en la entrega de la solicitud de admisión de pruebas selectivas (modelo 790, código 007). Esta solicitud se puede obtener en la Administración de Justicia o en la web (www.administracion.gob.es).

En cuanto a la siguiente fase, consiste en la realización de 2 pruebas de las que hablaremos más adelante. Dichos exámenes, pueden variar en forma y cantidad dependiendo de la convocatoria en la que estén, por lo que la información que brindaremos a continuación, es solo una especie de guía que pueden usar como ejemplo cercano a la realidad. Dicho esto, veamos como se desarrollan estas pruebas.

Prueba 1

La primera prueba es de carácter teórico con unas 50 preguntas aproximadamente tipo test. La prueba en sí, es eliminatoria, por lo que no será tan sencillo como parece.

Cabe destacar que por cada pregunta mal contestada se te pueden restar hasta 2 puntos dependiendo del monto total de cada pregunta. En el caso de las respuestas en blanco, las preguntas no se toman en cuenta, lo que te da menos posibilidades de alcanzar una buena nota. Ten en cuenta que necesitas al menos un 50% de los puntos para poder aprobar las oposiciones químico forense.

Prueba 2

En esta prueba se realiza otra serie de preguntas tipo test y luego se realiza una breve práctica. Dependiendo de la convocatoria, cada pregunta tendrá algo que ver con la práctica, o no, cada convocatoria tiene su manera de llevar a cabo este examen, ya que depende mucho de lo que necesiten evaluar al momento.

Además de las pruebas ya mencionadas, en algunos casos, se toman en cuenta los méritos que posee cada candidato y se les otorga una especie de puntos extras dependiendo que tan útiles son los méritos que posee, para la carrera.

Recomendaciones para las oposiciones químico forense

Si deseas aprobar las oposiciones químico forense una de las recomendaciones que te podemos dejar, es que te prepares con mucha antelación, sobre todo en la parte práctica, ya que a la hora de la verdad eso es lo que más se valora. Si te gusta la química, pero lo ves demasiado, puedes optar a las oposiciones tecnico laboratorio.

Una vez tengan bastante práctica, pueden repasar sus conocimientos teóricos para no flaquear en ninguna de las dos pruebas. Tengan siempre presente que ambas pruebas son eliminatorias, por lo que el número de candidatos se reduce muy rápido y si ninguno resulta ser lo suficientemente apto, simplemente no se le dará la oportunidad a nadie.

Si has llegado hasta aquí y consideras que nuestro artículo te ha servido de algo, te invitamos a que veas más de nuestro contenido en nuestra página principal Oposición Perfecta.

Deja una respuesta