«Aprobar un examen sin estudiar». Definitivamente, una utopía para la mayoría de estudiantes, y el sueño más preciado para la mayoría que desea no pasarse toda la noche en vela estudiando para ese examen de ingreso, de oposiciones o de cualquier materia.

Pero, dejando a un lado el hecho de hacer trampas (que ya os hemos visto, y no va por ahí este post), en esta ocasión os dejaremos algunos consejos que podéis usar para aprobar un examen sin estudiar demasiado, o en ocasiones, sin estudiar un poco, ¿Empezamos? De todas formas si final no lo conseguís te dejamos esta articulo muy útil de los trucos para aprobar una oposición

¿Qué puedes hacer para aprobar un examen si no sabes nada?

Existen varios consejos que puedes aplicar en caso de que no fuera posible que prepararas tu examen. Sin embargo, nosotros siempre te recomendaremos tomar en cuenta y crear un plan adecuado para estudiar, ya que, de no estudiar, tendrás menores posibilidades de aprobar. En ocasiones, estarás totalmente perdido.

Obviamente, tampoco es lo mismo realizar un examen en el cual no sabes nada, que en uno donde al menos parte del contenido ya sabes cómo va. Sea como sea, en este artículo, os dejaremos las claves para aprobar, inclusive si no sabes nada. Veamos:

Repasa apuntes

Los apuntes, aunque sea a último minuto, pueden ayudarte muchísimo. De hecho, al preparar oposiciones, siempre recomendamos que se hagan apuntes, resúmenes, y elaborar tu propio temario del contenido a estudiar. Sin embargo, esto es aplicable a cualquier otro tipo de exámenes.

Si bien, los apuntes propios pueden tener mayor valor, ya que son más fáciles de comprender, y además nos ayudan a estudiar mientras los realizamos, también podemos probar a consultar apuntes de terceros. En el caso de que estés preparando oposiciones, puedes obtener estos apuntes desde múltiples foros de oposiciones.

Salta preguntas (y/o responde al azar)

Dependiendo para lo que te encuentres estudiando, deberás consultar las bases del examen. Por ejemplo, habrá exámenes donde cada pregunta incorrecta resta puntos, mientras que otros donde no se resta puntos por preguntas incorrectas.

En el caso de que sea la primera, deberás limitarte a saltar preguntas donde no estés seguro. Sin embargo, tómese su tiempo, en ocasiones, la respuesta a una pregunta se encuentra dentro de otra pregunta del examen. Por tanto, lo ideal es siempre actuar con perspicacia, y dejar algunas de las preguntas para el final.

Evite atascarse en preguntas donde no conozca la respuesta. De esta manera, no se sentirá frustrado a la hora de llevar a cabo su examen.

Por otro lado, si el examen sí admite errores sin restarle puntos, entonces responda todo lo que pueda. Por ejemplo, en el caso de las oposiciones, donde se trata de exámenes tipo test de opciones múltiples, en el caso de haber 4 opciones (y solo una correcta), como suele pasar la mayoría de casos, usted tiene un 25% de probabilidades de elegir la respuesta correcta.

Para aumentar sus posibilidades, descarte las preguntas que no tengan sentido, y aumentará las posibilidades a un 75% o 50% de responder correctamente.

No copies

Si hay algo claro, es que los profesores y examinadores de exámenes son como las madres: te conocen muy bien, y basta con solo pasar un ojo, para darse cuenta de que está pasando algo extraño.

Y es que, claramente, puede parecer muy atractivo copiar en un examen donde no sabes nada, pero para aprobar un examen sin estudiar, deberás evitar este riesgo.

La explicación es muy simple, y es que, en la mayoría de casos, las penalizaciones aplicables por copiar son muy altas. Por ejemplo, en un examen para la universidad, usted puede ser descalificado, mientras que en las oposiciones, inclusive su registro podría quedar guardado.

Cálmate

Uno de los mayores problemas de buenos o malos estudiantes, es la falta de control en los nervios. Y es que, créenos, puedes ser el mejor estudiante, conocer todo el temario, y, sin embargo, perder el examen tan solo porque estás muy nervioso.

Es algo común, y realmente no es tan difícil de evitar. Tan solo concéntrate en lo que sabes, y no en lo que no sepas. Inclusive si no sabes nada, es importante que sepas que las posibilidades se encuentran, y ya está. Por ende, lo ideal es siempre prepararse para tener esa confianza adicional que nos puede ayudar a dar más en un examen.

Algunas buenas opciones para evitar los nervios de último minuto son evitar repasar, el dormir lo suficiente y tomar alguna bebida relajante, que nos ayude. También hay personas que se ayudan viendo algo que les guste, escuchando música relajante, o limitándose a ejercitarse minutos antes.

¿Cuál es la probabilidad de aprobar un examen sin estudiar?

Incluso si no estudias, tienes probabilidades de aprobar. Sin embargo, no con cualquier tipo de examen. De hecho, uno de los que más probabilidades tienes de aplicar, son los exámenes tipo test, presentes en universidades y en las oposiciones, por supuesto.

El truco está en realizar una serie de cálculos, ya que cada situación puede ser completamente distinta. Por ejemplo, en el caso de un examen de 100 preguntas que necesite una nota mínima de 50 con 4 opciones distintas, y solo una correcta, el porcentaje se calcularía de la siguiente manera:

Primero que nada, tomamos el porcentaje de éxito que tenemos para aprobar cada pregunta. 4/1 = 25. El resultado, es un 25%. Considerando que usted conozca al menos 30 preguntas, y que las demás sean al azar, tendría un 55% de posibilidades de aprobar.

Por ende, lo ideal es siempre estudiar para poder aprobar. Considere que estos exámenes están hechos para que siempre pasen quienes desean estudiar.

Si bien, es verdad que se puede aprobar un examen sin estudiar, esto no le asegura nada. Solo tendrá un porcentaje más bajo de posibilidades de que pueda aprobar.

Deja una respuesta