Seguro te lo has preguntado ¿Cuáles son las oposiciones más fáciles de aprobar actualmente? Es algo que todos se han preguntado, y es bastante natural, ya que, el hecho de presentarse a una oposición y aprobarla, no necesariamente significa obtener el cargo.

Por esto, en ocasiones es mucho mejor ir a lo seguro, y optar por oposiciones fáciles de aprobar. Pero ¿Cómo sabemos cuál es fácil y cuál no tanto? ¿Cómo determinamos cuál es el porcentaje de éxito en las oposiciones a participar? ¡Te lo contamos!

¿Cómo determinamos las «oposiciones fáciles y bien remuneradas»?

Antes de empaparnos más en el tema, es importante conocer bien a qué estamos tratando como fácil dentro de nuestra clasificación. Y para ello, hay que entender todos los factores que pueden hacer el obtener un cargo público como una verdadera odisea. Puedes consultar también las oposiciones mejor pagadas. Estos son:

Requisitos de acceso

Como ya sabrás, cada oposición tiene sus propios requisitos de acceso, y no son para nada flexibles. En general, uno de los más básicos es la nacionalidad. Algunos cargos solo estarán disponibles para ciudadanos españoles.

Por otro lado, un limitante mayor puede ser la competencia en cuanto a estudios. Algunas de estas oposiciones requieren de Estudios Universitarios o Bachillerato. La ventaja de optar por la primera, es que se encuentran generalmente menos candidatos, aunque también tiene la principal desventaja de ser más complicados en cuanto a requisitos mínimos, como por ejemplo, la experiencia.

Tamaño del temario y complejidad

Uno de los puntos que puede causar más terror en los opositores, es la extensión del temario y la complejidad del mismo. Y es que, los temarios pueden ir desde los 15 temas, hasta más de 300 para diferentes puestos.

Considerando esto, lo ideal es optar por una complejidad relativamente de acuerdo al esfuerzo que pensamos gastar. Por ejemplo, un promedio general, para las oposiciones más básicas, ronda desde los 20 a 30 temas, que es más o menos adecuado para tener mayores posibilidades, principalmente si no contamos con ningún tipo de experiencia en el ámbito a opositar.

Frecuencia de la convocatoria

En algunas ocasiones, el ratio de opositores frente a las plazas disponibles es ridículamente alto. Como resultado, incluso aquellos que han aprobado el examen, no pueden optar por el puesto, a menos que tengan una calificación más alta que la de otros opositores.

Sin embargo, son muchas las oposiciones que nos permiten ser evaluados con la valoración ya obtenida en la siguiente convocatoria. Esto es una ventaja bastante interesante, que podemos aprovechar.

Por esta razón, las oposiciones fáciles también suelen contar con mayor recurrencia. Considera que muchas de estas convocatorias pueden tardar hasta 10 años en realizarse nuevamente.

oposiciones sencillas

También debemos considerar, que si el plazo es menor, incluso aún podremos tener información fresca del temario anterior, inclusive si hemos fallado en el examen. Y, también se debe considerar que mientras más tiempo se tarda entre cada convocatoria, mayor será la cantidad de participantes.

Número de plazas

Mientras más plazas hayan, mejor, aunque también debemos considerar la cantidad de participantes para el puesto. Por ejemplo, para las oposiciones a profesores en Madrid, este año habrá 31.000 aspirantes, y solo 3.700 plazas. Es decir, que aproximadamente solo aprobará el 15% de los aspirantes.

Sin duda, una convocatoria sumamente exigente, en parte más complicado por la postergación de las oposiciones. Claro está, que dentro de esta convocatoria habrá algunas que serán más sencillas, porque tendrán menos participantes.

¿Qué oposiciones fáciles podemos recomendar?

Ninguna oposición es totalmente fácil. Igualmente, tienen su nivel de complejidad y nadie puede asegurar el hecho de que ganes. Sin embargo, son más fáciles que la mayoría. A continuación, os dejamos varias categorías clasificadas por nivel de capacitación:

Oposiciones con certificado de escolaridad

oposiciones fáciles de aprobar

El nivel académico mínimo solicitado en las oposiciones suele ser el 2° de la ESO. Entre estos, nos encontramos con oposiciones como:

  • Capacitación profesional: Un cargo sencillo, ligado con los recursos humanos
  • Conserje: Encargado del mantenimiento de las instalaciones
  • Oficial de mantenimiento: Encargado del mantenimiento de las instalaciones
  • Personal de oficios y servicios
  • Subalterno: Cuidado de las instalaciones y tareas de atención al público, reparto de correspondencia y tareas de apoyo a funcionarios
  • Celador: Encargados del transporte de pacientes e instrumentos médicos para la realización de operaciones varias en hospitales y centros médicos
  • Peón.

Oposiciones con Graduado Escolar

Este tipo de oposiciones requieren un equivalente a la Educación General Básica (EGB):

  • Agente inmobiliario
  • Auxiliar Administrativo: Un cargo simple con una oposición de 27 temas. Consiste en la realización de diversas tareas administrativas para el Estado sin ahondar en temas específicos en profundidad
  • Auxiliar de Justicia: Un cargo similar al Auxiliar Administrativo, pero con más complejidad al ser más específico y ahondar en temas legales. Cuenta con un temario de 26 temas de complejidad intermedia
  • Auxiliar de enfermería: Para poder optar a esta oposición necesitarás contar con el Título de Formación Profesional de Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería o equivalente. Sin embargo, es una de las oposiciones fáciles, tanto por requisitos, como por niveles de solicitantes
  • Correos: Una de las oposiciones más populares, es la oposicion a correos. Sin embargo, esto le vuelve un arma de doble filo, ya que pese a ser sencilla al contar con temario pdf reducido, también le vuelve un tanto más complicada de conseguir el cupo por la alta demanda
  • Fuerza policial, fuerzas armadas, marinería y cuerpos de seguridad del Estado: En este tipo de oposiciones generalmente se cuenta más con las pruebas físicas que de contenido, por lo cual, la aprobación depende principalmente del estado físico de los participantes.

Esperamos que hayas encontrado alguna de las oposiciones fáciles de tu agrado, y si no ¡No te rindas! Intentar nunca está demás cuando se pone todo el empeño de frente.

Deja una respuesta