Antes hemos escrito sobre las oposiciones mejor pagadas españa, también del ranking oposiciones más difíciles, y ahora ha llegado la hora de hacer un artículo sobre las oportunidades que tienes si no estás seguro de qué oposiciones estudiar.

Además, analizaremos los puntos como salarios, dificultad, y qué carreras son las más adecuadas, basados en los diferentes puntos de la vida de un estudiante, como un empleo a tiempo completo, o al tener tiempo para estudiar todos los días. ¡Vamos allá!

¿Qué oposiciones estudiar? ¿Qué debemos considerar antes de elegir?

Antes de empezar, es importante conocer las bases claves para elegir una oposición adecuada para ti. Considera que, al elegir una oposición incorrecta puedes terminar echando al caño muchos años de estudio, dinero y lo más valioso: tiempo.

Por esta razón, es que nosotros siempre recomendamos seguir esta pequeña miniguía que te ayudará a elegir correctamente.

No te vayas por lo material

Puede sonar bastante raro, pero a la hora de buscar un empleo estatal, no deberías irte solo por lo material.

Hay quienes buscan las oposiciones mejor pagadas, y desde ahí empiezan a indagar en cuál les vendría mejor sin importar si es su vocación o no. Muchas de estas son difíciles, y al no contar con una vocación mínima, se vuelve realmente imposible.

Un ejemplo: las oposiciones registrador de propiedad. Estas alcanzan unos ingresos de hasta 15.000 euros al mes brutos. Sin embargo, requiere de entre 6-7 años de estudios, y lo peor es que esto no asegura que vayamos a aprobar. Hay quienes necesitan hasta 10 años de estudio para poder aprobar, y obtener el cargo.

Por esto, lo ideal es combinar un poco de gustos, vocación y ganancias, porque igual y se trata de un empleo que buscas para vivir mejor.

Analiza la dificultad de la oposición

Antes hemos escrito sobre las oposiciones mejor pagadas, también de las oposiciones más difíciles, y ahora ha llegado la hora de hacer un artículo sobre las oportunidades que tienes si no estás seguro de qué oposiciones estudiar.

Algunas veces, apostamos por una opción bastante más compleja de lo que realmente podemos abarcar. No está mal tomar retos, pero en algunas ocasiones puede ser un error.

En el caso de las oposiciones, generalmente no se considera correctamente cuál es la dificultad, y este es un error crítico, ya que si no estás considerando la dificultad de lo que debes estudiar, es mucho más probable que falles.

Lo ideal es fijarse metas claras, y realistas. Por ejemplo, si lo tuyo son los números, es más probable que apruebes una oposición que involucre cálculo, como ser contador, que apostar por una plaza dentro del área jurídica.

Con esto no decimos que no puedas aprobar, pero sí que va a ser mucho más difícil para ti. Además, hay que considerar otros factores, como por ejemplo:

  • Titulación exigida: Es el punto clave de inicio. Si ya tienes la titulación, puede ser un punto de partida, pero si aún no la has obtenido, ni vas a medio camino, la obtención de la titulación te puede ayudar a determinar si puede o no ser la carrera de tu vida.
  • Temario: Una vez ya tienes la titulación, el siguiente escalón es el temario. Tratándose de oposiciones, hay algunas con temarios muy sencillos de menos de 100 temas como temario oposiciones a correos , y otros con más de 400 temas. Depende de tu nivel de experiencia, estudios, y de qué tanto estás dispuesto a estudiar. Un temario amplio puede llegar a tomar años de estudio, y es algo que deberás considerar.
  • Frecuencia de las oposiciones: Hay oposiciones que se celebran anualmente, otras que son bianualmente, y otras que no tienen una frecuencia predeterminada. Esto puede ser un verdadero problema, ya que este tipo de oposiciones tendrás que prepararte con mucho tiempo, y no podrás crear un plan de estudios adecuado, y adaptado al tiempo que tengas.
  • Número de plazas: Generalmente, la mayoría busca oposiciones con muchas plazas. Gran error. El truco no está en buscar oposiciones con muchas plazas, sino con una cantidad de plazas más o menos adecuada a la cantidad de opositores. Lo ideal es que siempre estemos en una oposición con más plazas que opositores, pero no siempre pasa.
  • Tipo de oposición: Otro factor que influye. Como sabrás, están las oposiciones, y concurso-oposiciones. Si tienes poca o nula experiencia en el ámbito a opositar, te verás en relativa desventaja dentro de un concurso-oposición, mientras que las oposiciones dependen solamente del conocimiento.

Analiza tu periodo y forma de estudios

Para poder crear un plan de estudios, antes tienes que conocer qué periodo de tiempo tienes, y cuál es tu forma de estudios. Para ello, hay una serie de preguntas que deberás contestarte:

  • ¿Cuánto tiempo tienes a la semana para estudiar?
  • ¿Se te dan bien los estudios en los cuales te estás preparando?
  • ¿Cuánto tiempo tienes para preparar las oposiciones?
  • ¿Te piensas inscribir en una academia oposiciones, o se te da mejor estudiar por tu cuenta?
  • De estudiar en academia ¿Es online o presencial? Además, ¿Cuánto tiempo te toma transportarte hasta la academia y volver?

Si consideras todos estos puntos, podrás hacer un plan de estudios adecuado, y que fije metas precisas, claras y lo más importante: realistas.

Así, podrás prepararte mucho antes de que sean realizadas las convocatorias.

Considera los costes de prepararse

Una oposición compleja consume más tiempo, y también dinero. Por esta misma razón, y si no te cae el dinero del cielo, probablemente tengas que realizar un presupuesto de la cantidad de dinero que vas a gastar para estar listo antes de las convocatorias.

Dentro de esta lista de gastos, deberás incluir todo el tiempo invertido, el tiempo que puede que tengas que consumir del trabajo, la cantidad de dinero sacado de los bolsillos para acudir a una academia, materiales, etc.

¿Cuáles son las mejores oposiciones de 2021?

Con lo anterior, ya estamos más o menos al día con todo lo que debemos saber, y solo nos resta conocer las mejores oposiciones de 2021, por si buscas qué oposiciones estudiar, tener al menos una base sobre qué elegir, así que vamos allá:

estudiar oposiciones

Oposiciones auxiliar

Empezar como auxiliar no está mal, y es una de los cargos con una buena paga, comparada a la dificultad que tienen. Los requisitos además suelen ser muy sencillos. A continuación, te dejamos algunos ejemplos que tenemos a mano:

Oposiciones Cuerpos de Seguridad

Los cuerpos de seguridad del Estado siempre están buscando gente nueva para reemplazar a los retirados, y a los que ya están jubilados. Suele ser una buena opción si cuentas, como mínimo con buena condición física.

Además, este tipo de oposiciones no involucran un área conceptual demasiado amplia, generalmente lo que más importa, es conocer los fundamentos básicos de la ley, y estar preparado con una buena condición física.

Os dejamos algunos ejemplos:

Oposiciones educación

Si se te da bien la educación, puedes apostar por ella. Eso sí, ya os decimos que mientras más bajo es el escalón educativo, más difícil será prepararse para las oposiciones, así que recomendamos apostar por educación universitaria, superior o especializada. Generalmente, en estas ramas se suelen ver muchos menos participantes, aunque también menos plazas, así que ojo con ello.

Os dejamos un par de ejemplos:

Oposiciones Renfe

Renfe es una de las opciones que brinda buenísimos requisitos a la hora de trabajar. La pega, es que sus oposiciones no son anuales ni con una frecuencia tan rápida como otras opciones. Sin embargo, tienen buenos puestos laborales, desde operador, hasta cargos mucho más altos que involucran más el área administrativa.

Hay de todo para elegir. Nosotros hemos creado varios artículos hablando sobre estas oposiciones:

Conclusión

Entonces, ya no tienes por qué preguntarte qué oposiciones estudiar. Te hemos dado una lista de oposiciones comunes, y con una dificultad medio-baja.

Recuerda considerar además todos los factores anteriores, como el tiempo de estudios, la dificultad de las oposiciones, los tiempos de espera entre cada convocatoria, etc.

Deja una respuesta